La inspección de recepción es una actividad de aceptación destinada a confirmar que los componentes recibidos se ajustan a los requisitos del pedido de compra correspondiente.

Nuestros inspectores verifican todas las materias primas comparando los requisitos del pedido de compra con el albarán proporcionado por el proveedor en términos de:

  • Identificación de los componentes (marcado)
  • Verificación de la cantidad
  • Comprobación del encapsulado
  • Restricciones especiales o código de fecha
  • Revisión de la documentación, especialmente el Certificado de Conformidad del fabricante

Ofrecemos a nuestros clientes una amplia gama de opciones entre las que elegir en función de las necesidades del proyecto y la asignación presupuestaria, centrándonos especialmente en la relación coste-tiempo de procesamiento.

Una vez que se produce la aceptación, el inspector da el visto bueno a la hoja de trabajo y especifica los resultados en el registro de inspección.

Se pueden realizar ensayos adicionales si se requiere un mayor grado de confianza o si hay que validar características especiales en la fase más temprana posible, lo que está indicado particularmente en el caso de componentes críticos. La experiencia previa con el fabricante o el proveedor es un aspecto clave a la hora de determinar el nivel de inspección. Entre otros, algunos ensayos adicionales pueden ser:

  • Ensayo de soldabilidad
  • Mediciones eléctricas
  • Dimensiones físicas y peso
  • Revisión del paquete de datos

Esta inspección se puede sustituir por la inspección final en el origen, que se realiza en las instalaciones del fabricante antes de enviar los componentes.

This post is also available in: Inglés