El ensayo de penetración de tinta para la detección de fugas gruesas se usa para identificar el recorrido de una fuga en dispositivos herméticos y no herméticos, por ejemplo, dispositivos con el cuerpo de vidrio o componentes encapsulados en plástico. El ensayo ofrece una perspectiva definitiva del recorrido de la fuga, incluso de las grietas, los vacíos, las delaminaciones y otras fracturas.

El ensayo de penetración de tinta fluorescente ofrece los medios para identificar errores provocados por fallos en los encapsulados o problemas en los ensamblajes, especialmente grietas o vacíos en el cuerpo del encapsulado sin cavidades internas, lugares en los que, sin embargo, provocarían deterioros y problemas de fiabilidad como resultado, por ejemplo, de la exposición a la humedad. Este método permite detectar estos defectos, así como investigar los mecanismos y orígenes de las fugas.

Por ejemplo, si se realiza de conformidad con el método MIL-STD-750 1071, este ensayo permite detectar la presencia de fugas o grietas en diodos de cristal. Este método consiste en sumergir las muestras en una solución de tinta fluorescente (rodamina). A continuación, se coloca la muestra en una cámara hermética y presurizada para que el líquido penetre por las posibles grietas, vacíos o huecos entre el cuerpo del diodo de vidrio y los terminales. Después del proceso de limpieza, las muestras sometidas a ensayo se examinan bajo una lupa potente usando una fuente de luz ultravioleta para encontrar rastros de la rodamina. Antes de la inspección, el dispositivo se puede encapsular en una resina transparente para efectuar un corte transversal.

Este ensayo se realiza en dispositivos encapsulados en vidrio transparente o para la verificación destructiva de dispositivos opacos. Cualquier muestra de tinta en el dispositivo significa la presencia de un fallo y el dispositivo se rechaza.

This post is also available in: Inglés