ExoMars

OBJECTIVO:

Caracterizar aún más el entorno biológico de Marte como preparación para misiones robóticas y, posteriormente, la exploración humana. Los datos de la misión también ofrecen un punto de partida incalculable para estudios más amplios sobre exobiología (la búsqueda de vida en otros planetas).

Exomars

Imagen de Exomars de la ESA

El programa incluye varios dispositivos espaciales que se deben enviar a Marte en dos lanzamientos. El ExoMars 2016 Trace Gas Orbiter (TGO) y el módulo de descenso EDM construido por la ESA, denominado «Schiaparelli», se lanzaron en marzo de 2016. El TGO lanzó el módulo de descenso y, a continuación, procedió a situar en mapas las fuentes de metano y otros gases en Marte con objeto de elegir el sitio de aterrizaje del explorador ExoMars 2018, que pasó a denominarse ExoMars 2020, al retrasarse su lanzamiento, que estaba previsto que se realizara con un vehículo de lanzamiento ruso denominado Proton de carga pesada. El TGO cuenta con cuatro instrumentos y también actuará como satélite de relé de comunicaciones para el explorador de seguimiento. El módulo de descenso Roscosmos debe depositar el explorador integrado de la ESA sobre la superficie de Marte.

Exomars 2016

Según los planes acordados en diciembre de 2009, un cohete Atlas V 421 de la NASA debía lanzar el módulo Trace Gas Orbiter europeo y el módulo EDM en enero de 2016 con el objetivo de llegar a Marte en un plazo de 9 meses (octubre de 2016).

El orbitador debería soltar el módulo de aterrizaje durante su aproximación a Marte, tras lo cual el módulo EDM usaría un paracaídas seguido de un aterrizador impulsado por cohete con la ayuda de motores de propelente líquido.

Según los planes originales, el módulo de aterrizaje de la ESA de 700 kilogramos se había diseñado para sobrevivir en la superficie del planeta rojo durante 8 “sols” (días marcianos) solo con batería y haciendo trabajos científicos limitados. Posteriormente, su vida útil se tuvo que reducir a 4 sols. Sin embargo, el principal propósito del módulo de aterrizaje era la validación técnica de un futuro sistema europeo para realizar un aterrizaje suave y controlado en Marte. Se propuso que el módulo de aterrizaje europeo sustituyera al dispositivo espacial americano que se había considerado inicialmente para esta misión.

Exomars 2018

En 2009 se decidió que el cohete Atlas de la NASA realizara en abril de 2018 el ya largamente pospuesto lanzamiento del explorador ExoMars de la Agencia Espacial Europea, así como el lanzamiento de un explorador pequeño de la NASA (Mars Astrobiology Explorer-Cacher, MAX-C) para buscar señales de vida en Marte. Estaba previsto que los exploradores aterrizaran en la misma ubicación en el planeta rojo en enero de 2019. Gracias a un sistema de navegación inteligente, los robots móviles se desplazarían durante varias millas por la superficie marciana.

El dispositivo espacial europeo usaría un radar penetrante en la tierra para localizar características del subsuelo relacionadas con la presencia de agua en el pasado. Haría un sondeo de unos dos metros por debajo de la superficie para extraer muestras y analizarlas insitu.

RETOS TÉCNICOS

Para tener éxito, la misión ExoMars requerirá tecnología avanzada en las siguientes áreas:

  • Sistemas de explorador
  • Sistemas de aterrizaje
  • Dispositivo de freno hinchable
  • Suministro de energía
  • Autonomía y navegación

PLANIFICACIÓN

ExoMars 2016

https://wpo-altertechnology.com/event/exomars-2016-launch-date/


16 October 2016
RT @esaoperations: Receiving data from @ESA_TGO showing that @ESA_EDM is ON and everything looks good #ExoMars
https://twitter.com/esa_es/status/787661956505333760

This post is also available in: Inglés