SATÉLITE AEOLUS

La ESA (European Space Agency)bautiza a este satélite con el nombre de Aeolus, proveniente de la mitología griega, Eolo (en griego), es conocido como el padre de la raza eolia, el señor y dios de los vientos. Lo que se pretende con este satélite es recopilar información precisa sobre los vientos, no conseguido hasta el momento. Convirtiéndose en el primer satélite a hacerlo directamente desde el espacio y recopilando la información necesaria para comprender cómo se relacionan los vientos, la presión atmosférica, la temperatura y la humedad, en una capa de 30.000 metros desde la superficie de la Tierra.

AEOLUS

ESA Imagen

 

Alter Technology aprovisionó y testeó componentes electrónicos para varios clientes durante los años 2003 a 2006

 

 

 

 

 

 

Han sido 15 años y casi 500 millones de euros invertidos para diseñar y poner en órbita este satélite. Hasta el momento no había instrumentos de medición a estas alturas; con la puesta en órbita de Aeolus se conseguirán mediciones a todas las altitudes, desde la superficie y la troposfera hasta 30 km en la estratosfera, como ha explicado la agencia europea. El director general de la ESA, Jan Wörner, señaló, “Aeolus encarna la esencia de los exploradores de la Tierra”. Con una tecnología de láser pionera para calcular la velocidad del viento se pretende poner remedio a una de las mayores carencias del Sistema Mundial de Observación, es decir, la falta de mediciones directas y globales de los vientos, como bien explicó la ESA en rueda de prensa.
Gracias a su innovadora tecnología, una herramienta que genera impulsos de luz ultravioleta emitida hacia la atmósfera promete conseguir el primer mapa global de los vientos de la Tierra pudiendo conocer de esta manera las dinámicas atmosféricas. Con estos datos la misión revelará y nos dará conocimiento de los movimientos del viento y de cómo afecta al intercambio de temperatura y humedad entre la superficie terrestre y la atmósfera, y de esta manera entender cómo se redistribuye el calor, cómo se generan los huracanes…, aspectos claves para saber y entender cómo afecta al cambio climático.

AEOLUS

ESA Imágen

Una de las ventajas de poner en órbita el Aeolus es que el satélite a parte de ayudar a comprender la interacción de los vientos, con la presión ,así como con la temperatura y la humedad es el hecho de ayudar a la mejora significativa de la calidad de las previsiones meteorológicas, ya que aumentará en un 8% el número de mediciones realizadas hasta ahora a más de 10 km de altura por aviones, barcos, boyas y satélites que generan en 24 horas cerca de un millón de mediciones, como ha comunicado Anne Grete Straume, científica de la ESA en el grupo encargado del proyecto.

Pulsos de láser

El instrumento llamado Aladin (Atmospheric Laser Doppler Instrument o Instrumento de Láser Doppler Atmosférico), es el aparato encargado del éxito de las nuevas mediciones que realizará en Aeolus de la atmósfera a una altura de 320 kilómetros.

AEOLUS

ESA Imágen

Este nuevo instrumento en una tecnología láser revolucionaria que está encargada de generar pulsos de luz ultravioleta y dirigirlos hacia la atmósfera para elaborar un perfil de los vientos del planeta. Tal y como ha dicho la ESA, se trata de: “un método completamente nuevo de medir el viento desde el espacio”.

Las mediciones se llevarán a cabo a partir de entender y reflexionar la forma en cómo se reparte la luz láser en las moléculas del aire, y tras esas primeras observaciones se calcularán los movimientos del viento en la capa terrestre.

El satélite, que será controlado desde el Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania, ofrecerá datos que se utilizarán en modelos de calidad del aire para, de esta manera, tenerlos en cuenta para la mejora de las previsiones de polvo, así como de otras partículas en suspensión que afectan directamente a la salud pública.
La idea de la ESA en un plazo medio de tiempo, teniendo en cuenta que se estima que el Aeolus tenga una vida útil entre tres y cuatro años, es la de crear todo un sistema, con varios satélites similares, para subsanar vacíos en los sistemas de medición de vientos.

This post is also available in: Inglés